martes, agosto 02, 2005

Dos textos y la volatilidad del amor

Una moral edilberto gonzález

Poseo compartimientos asimétricos,
poseo comportamientos antiestéticos,
buceo un arrepentimiento antiético,
Mas,deseo un convencimiento ultra ascético.

Mi vida sólo encuentra una moral,
mutable y de efecto residual,
trastocable a la cultura de mural,
henchida del dolor y la cuenta mortal.

¿Heteromoral de la deshecha moraleja?
¿Heterosexual de la derecha ultra vieja?
Esa lucha por mantener todo inmutable,
ese engaño de detener los sentidos.
Año tras año se ha de ver más consumido,
por una ducha de éter y yodo implacable.

Vivo expectante del mutis,
escribo al amor y al deseo.
Amo sin humectantes tu cutis,
vano, desgastante e inútil.

Poema de Edilberto González * Todos los derechos reservados *


chicle
carlos oriel wynter melo


Lo nuestro fue hermoso, Sue. Bello como un globo de chicle que crece sin parar. Fue lindo como una mañana con sabor a tuti fruti. Lo sabes, preciosa: tus mejillas se encendían de fiesta y “chewing gum” y reías.

Me advertiste – casi fue una amenaza – que la vida es breve. El sabor de la experiencia dura poco: Sí, Sue, eso pensaste. Y escupiste el chicle, ya sin sabor, de tu boca.


Minificción de Carlos Oriel Wynter * Todos los derechos reservados *

4 Comments:

At 3:40 p. m., Blogger Songo said...

Este relato tiene la magia del reciclaje, la tristeza del rumiante y lo explícito del misterio mayor.

SONGO

 
At 6:17 a. m., Blogger Circe said...

En vísperas de perder un buena amor, "chicle" se me antoja un canto profundo a la desesperación que proviene de saberse olvidado.
L.

 
At 5:51 p. m., Blogger El escapista said...

¡Qué melancólicos andan! Circe, todo se va a arreglar. Asumo que ese chicle aún sabe a uva.

Escapista

 
At 2:28 p. m., Blogger Circe said...

a nada sabe.

 

Publicar un comentario

<< Home