martes, octubre 31, 2006

A mi patria querida



Estimados Lectores:


La edición de esta semana será tan sencilla y breve como nuestro país, nuestra narrativa y nuestras nostalgias. Es bueno ser panameño. Tener la risa fácil; unas piernas que por misterio genético, saben bailar desde la matriz. Un balboa que no entendemos y que gastamos en un "daim" de menta, una libra de guineo, una galleta maría y sobra para el (teléfono) público. Bendita mi tierra porque su azul y verde se extienden hasta encima del concreto. Bendita mi tierra porque en ella yaceré en cenizas un día. Y allí estaremos todos, danzando y gritando: "¡hayalavida!"
Esta semana presentamos textos de dos poetas panameños: Darío Herrera y Javier Romero. Disfruten.
*************************************************************************************
(1870-1914)
Nació el 28 de julio de 1870 en la ciudad de Panamá. Viajó por varios países sudamericanos, especialmente Perú, Chile y Argentina. Se radica en Buenos Aires, en donde frecuenta los ambientes literarios y vive dedicado al periodismo y a la enseñanza de la literatura. En 1904 se embarca para Francia con el fin de ocupar el cargo de cónsul en Saint-Nazaire, pero sus aspiraciones se ven frustradas por motivos de salud. En 1908 estuvo en Méjico y allí se desenvuelve como periodista desde las columnas de El Imparcial. Fue cónsul en Callao y Valparaíso, ciudad en que muere el 10 de junio de 1914.
Darío Herrera se destaca sobre todo en el género narrativo, aunque en vida es reconocido sobre todo por su poesía. Gozó de prestigio continental y disfrutó del aprecio de los mejores escritores de su época.La obra poética de Herrera se caracteriza por una marcada influencia "rubendariana", y al igual que los parnasianos, demuestra una constante preocupación léxica y formal.
Eros, Lumen, Numen
¡La noche blanca,
la noche blanca, como el siniestro blancor del hielo;
la noche muda,
la noche muda cual las auroras de un mundo muerto;
la noche triste,la noche triste como el ambiente de un cementerio
la noche blanca, la noche muda, la noche triste
sobre la angustia de mi cerebro!

¡Y en esa noche, de amargo duelo,
sobre la nieve cáustica y fría,
sobre la nieve cáustica y fría como el desprecio;
con el delirio de los horrores en las ideas;
con el martirio de las asfixias dentro del pecho,
yo caminaba,
siempre subiendo,
sobre las cimas y los abismos de aquella ruta,
con vacilante, con doloroso paso muy lento!

Estás solo,
mas, a lo lejos, iba avanzando la caravana,
de mis tenaces, tristes recuerdos.
Iban marchando como fantasmas, bajo la noche,
sobre la nieve, que era el sudario de aquel desierto...
Cuando de pronto...
-- ¿fue una quimera que se forjaba la fiebre intensa de mi cerebro? --
*********************************************************************************************************************
Nació en La Chorrera, Panamá, el 2 de septiembre de 1983. Con el poemario Delirios de la sangre, obtiene el premio universitario, “Demetrio Herrera Sevillano 2002”, organizado por la Dirección de Cultura, Vicerrectoria de Extensión, Universidad de Panamá. En el año 2004 obtiene mención de honor en el Concurso Nacional de poesía joven, “Gustavo Batista Cedeño”, con su poemario, Poemas para encontrar a un ser humano. En el año 2006 también obtiene mención de honor en el mismo certamen, con su poemario, Meditación En Un Laberinto.

Poemas suyos han sido publicados en la revista electrónica “Letralia”, con sede en Venezuela, y en la revista Cubana “Catedrales De Hormigas”.

Ha publicado los siguientes poemarios: Delirios De La Sangre (Editorial Portobelo, Panamá, 2003), Poemas Para Encontrar A Un Ser Humano (INAC, Editorial Mariano Arosemena, Panamá, 2005).



.
De "Delirio de la Sangre"
I
Escucho en tu cuerpo
las voces de otros cuerpos;
puñales de lágrimas,
meandros y viñetas.
Duele en los ojos
las vísceras del alma,
duele en tu vientre
la vida de otros ojos.
Cuando la muerte vuelva
con la aurora boreal
y el equinoccio:
tu cuerpo cantará jadeante
los trinos de mi ausencia.

II
Si has olvidado el lenguaje de la hiedra
que crecerá segura en tu costado;
recuerda el derrumbe y las fronteras
donde fuiste fundando el principio de tu escombro.
No olvides las señales,las bengalas de la muerte
con las cuales escogistes los silencios del pasado,
los gritos que fueron dando forma
o existencia a los delirios de la sangre,
cuando acongojados aprendimos a amar en la otredad,
como si el perdón pudiese borrar
los hechos que revela el laberinto,
donde la muerte es una ausencia de verde y de sonidos,
donde el amor es la materia
que nos une a la uniformidad exacta de lo oscuro.
**************************************************************************************************************
Esta noche en La Casona, (San Felipe)
tres generaciones de poetas, un músico y un creativo recrean
un mundo de pensamiento
moderno en
Travesía de los Sentidos.
No se pierda esta presentación tan especial,
HOY 31 DE OCTUBRE, a las 7:30 p.m.
La entrada es libre.
"La divinidad del arte radica en su condición de único conducto espiritual en
que el ser humano puede experimentar, en carne viva, la existencia de otro".
L. Mendoza
Visite estas páginas

3 Comments:

At 9:12 a. m., Blogger Songo said...

Triste al carecer (aun) del don de la ubicuidad. No obstante, harto contento por las actividades literarias y culturales en general de nuestra querida Patria.
Haces Patria también LILI.
Muy completa esta entrega. Además de DARÍO HERRERA, recalco la poesía críptica, a veces desgarrada, auténtica, de JAVIER ROMERO. Lo críptico de sus letras se mezclan con una exquisita oscuridad matizada de TALENTO.

 
At 7:12 p. m., Blogger lil said...

¡Gracias Lili! La hoja sí que está en algo. Gracias por ofrecerte así a Panamá, por colaborar con los escritores y con los lectores. Hacía falta un medio como este en nuestra patria, para que no toda ella sea solo malas-noticias-políticos-corrupción-demagogia-dime-que-te-diré.

Te felicito, sigue que yo te seguiré,
Un beso,
lil

 
At 1:56 p. m., Blogger Circe said...

Gracias Lil & Songo, por todo.
Estoy preparando ya el website...a ver si el Año nuevo (2007) nos trae una nueva hoja.

Un abrazo,
Lili

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home