miércoles, mayo 16, 2007

Post-parto: Reportaje especial

Estimados Lectores:

Contra todo pronóstico, logré los tres objetivos principales de mi misión experimental, transmitir el programa desde la Feria del Libro. Aún no estoy segura sobre el punto b). Recuerdo haber gritado “¡Me vale un plátano!” cuando la comitiva presidencial me entró a empellones y una señora olorosa a fainalnét exclamó “¡El presidente!” como si hubiera visto a Elvis. Como no ha venido la chota a buscarme, asumo que no me escuchó.

Llegué una hora antes de empezar el programa. En las rondas de rigor me topé con Luigi Lescure y Gorka Lassa, quienes estrenaban primeras obras (9 Signos). También ví a Javier Romero, el joven y siempre amable poeta. Repartí besitos y quedaron en participar del programa. Vía a Rose Marie Tapia vendiendo “¡No hay trato!” (su nueva novela) como raspao’ en desfile. A Lupita Quirós Athanasiadis, linda como siempre, que me dijo – Lili, salgo dentro de poco en el programa de R...-. Yo respondí – ¡Más poder para ti, Lupita! – y corrí al rinconcito del INAC. ¡Libros desde 0.25! Llené una bolsa de mercado con libros de autores panameños. Me pregunté entonces... ¿Será que los tienen por CAJAS empolvándose en las oficinas)? No importa. Así coopero con las artes.

Visité las exhibiciones de las librerías. No me impresionaron sus exhibiciones, mucho menos sus precios.

No vi muchos niños. Recordé entonces que las escuelas públicas y privadas están en semana de bimestrales. Encontraría más niños en un mitin de la sociedad neo marxista... Bueno, me dirán, era la noche de la inauguración. ¡Niet! Desde mi oficina veo los vacíos estacionamientos de Atlapa. Los colegiales brillan por su ausencia. Los buses de MEDUCA, también. ¿Será que ATLAPA no estaba disponible en otra fecha? No importa. No importan los niños, que no vayan a una feria que solo sirve para, para... ¿para qué? ¿Fomentar la lectura? No importa que muchos niños no puedan ir ¿verdad?

Empezó el programa. El celular funcionó bien, gracias a Dios. Entrevisté a los autores de 9 Signos, luego a Pat Alvarado, Eduardo Lince, compré libros a tutiplén, me reí cantidades cuando encontré una exhibición de jóvenes disfrazados de indios y otros de conquistadores y lo único que pude exclamar entre risa y una carne-en-palito que me atiborraba entre llamadas a la cabina de Radio 10, fue ¡Bendito!, ¿to’o pa’ qué? El escritor Jairo Llauradó ha comentado mejor que nadie esta escena (ver comentarios) en la hoja.

En fin. No me impresionó la feria del libro. El concepto de evento cultural está ausente. Si lo fuese, nuestro departamento de cultura, INAC, tendría un sitial (lo merece) preferencial y medios para una exhibición atractiva, dinámica y educativa. Entiéndase por "tener" un gran "¿No tienes? No te preocupes, te lo doy." Habría más que hacer y mucho más para comprar. Los autores estarían donde deben vendiendo sus libros, conociendo a sus lectores, conversando con los medios. Exponiendo nuestra literatura. Se planearía entorno a los calendarios escolares. Tendría exhibiciones interesantes, educativas, interactivas, tipo museo. Ejemplo: historia de la imprenta, sobre el proceso de impresión, los libros más antiguos de la historia, etc., etc., etc.

Quienes me conocen saben lo informal que suelo ser, para las cosas que lo ameritan. No me molesta decirles esto como lo percibo. Me la pasé de lo lindo. ¿Qué te pareció la Feria del Libro, Lili Mendoza? Mientras sorbo entre divertida y ausente mi Kis(t) de uva respondo -nada de otro mundo.-




13 Comments:

At 8:44 a. m., Blogger Songo said...

- En 1er. lugar, si a los autores de afuera no les cobran por entrar a la Feria, a los de adentro tampoco les tienen que cobrar.
- No hay Recitales en Los Pasillos, hay poca Onda Cultural, y sí mucha "auto-ayuda", literatura complaciente y una Feria bastante "light".
- Si fuera Europeo, me compro TODOS los libros del INAC y los vendo a 20 Euros Ultramar.
- Puntos buenos, UNIVERSAL BOOKS, los libros de SARAMAGO y CORTÁZAR a B/.4.00, y más que todo, hay mucha vida "arriba" ... ¿Abajo? chit chat y algunas menciones honoríficas.

Saludos amiga, he disfruta´o tu reportaje...

 
At 9:33 a. m., Blogger Lili said...

Songs, explícame lo del "arriba y abajo." Concuerdo contigo: hice japai en la venta del INAC. Fue el mejor puesto de venta de toda la Feria (precio/calidad/promoción literaria). La BINAL también estuvo bien. Librería Cultural bien, lo mismo Universal (preciosy cariño).

 
At 10:25 a. m., Blogger José Luis Rodríguez Pittí said...

Creo que ustedes no han captado el concepto, tal vez por la confusión que causa el término "Feria de Libro" que, usualmente, se refiere a un evento cultural. ¡Pero esto es Panamá! ¡Qué cultura ni qué 8/4...! Aquí sólo vale el dinero (aparte de ciertos bienes inmobiliarios, acciones de una lista reducida de grandes empresas y los minerales preciosos). Aquí la feria del libro está más cerca en concepto a las ferias de automóviles en las que el negocio principal es la venta de préstamos y carros...

¿Los libreros? Que vean cómo recuperan lo que pagaron por metro cuadrado... ¿Los editores? Que aprendan a hacer negocio como las tranacionales... Más les vale estar presente en cada feria... ¿Los escritores? Que contribuyan pagando su entrada y, mejor, que arrastren gente a las presentaciones... En las de ayer, con públicos entre 30 y 150 personas por presentación, somos un buen negocio para las entradas. Y lo hacemos gratis. Y gracias al gobierno español (y a las empresas que apoyaron) por el patrocinio...

En fin, la actividad cultural se ha limitado al encuentro de escritores y amigos en los pasillos (de arriba, como dice Songo) entre las presentaciones en horas de la tarde que, igual, se hubieran dado en la universidad, una librería o un parque...

En fin, creo que esto daba para un post completo... La otra semana lean el reportaje, con opinión y fotos, en [PIELdeTIGRE.com]...

 
At 11:53 a. m., Blogger Songo said...

Lili, como JLRP bien dixit,
Arriba es en los pasillos y Salones donde hay presentaciones y vino.
Abajo, es donde están los Pabellones

Abrazos y espero los reportes y reportajes...

 
At 12:42 p. m., Blogger Lili said...

Ahora gozo tu comentario. Había entendido "arriba" los Aristogatos, abajo los cuatro gatos.

 
At 3:29 p. m., Blogger Lili said...

¡Creo que para el próximo año no nos van a invitar... !
Gracias a todos por participar del foro. JLRP, avísame cuando esté el reportaje en piel de tigre.
L.

 
At 9:58 p. m., Anonymous Gorka Lasa (mandala7) said...

Hola lilli: gracias por la entrevista en la feria y por mencionarme en el articulo, concuerdo con songo, José Luis rodrigues pitti, lo mismo que tus postulados sobre la feria, a mí también me pareció medio sosa en calidad y la oferta de libros, en general puro material comercial, pero nada de sustrato profundo. Queda mucho por hacer, saludos a todos.

 
At 8:59 p. m., Blogger Artefacto said...

Sabes? Coincido en todo lo que dices, a mi tampoco me mato.

 
At 8:21 a. m., Blogger Songo said...

Algo pasó porque todos no podemos estar equivocados, qué creen?

 
At 8:41 a. m., Blogger Lili said...

No sé. Quizás tuvimos suerte un año y por eso nos hicimos ilusiones...maybe?

 
At 5:27 p. m., Blogger El escapista said...

Copio la nota que envié a la directiva porque veo que coincidimos. SALUDOS.

Doctores,

no sé si sea que me estoy poniendo viejo pero opino que a los escritores no nos están dando el lugar que nos corresponde. Una firma de libros hay que promoverla y publicitarla. Si no se hace, el escritor se queda conversando con el encargado del stand y nada más ocurre. Así es. Una nota curiosa es que la peña de cuentos se cambió de lugar o nunca se realizó. Solo sé que cierto escritor habló como por hora y media, le importó poco que lo apuraran, y al final nadie llegó para el siguiente evento.

Además, nos cobraban la entrada. Yo no pagué un solo día de Feria por principios y mañas propios. Pero vi a más de un escritor que tuvo que pagar el pasaporte o conseguir un gafete por medios clandestinos.

España, una de las potencias editoriales del mundo, se comportó como un enano. Su participación fue raquítica o solo para exposición. Qué vergûenza. Debían haber traído los libros que allá regalan o botan y venderlos a 25 o 50 centavos.

Diculpa por la poca exposición del libro, Edilberto. En realidad es gratuito y los ejemplares pertenecen a AES. Regalamos varios al final de las presentaciones. Y tampoco estuve de acuerdo con las modalidades que nos ofrecieron en los stands por lo que no puse ninguno de mis libros en venta. Disculpa Fong pero era muy incómodo quedarse ahí cobrando.

En fin, hermanos de las letras, no fue una buena Feria. Y menos para los escritores. Es el mismo principio que con los medios que piensan que nos hacen un favor publicándonos y nos tratan como mendigos.

Carlos

 
At 2:29 p. m., Blogger Lucy Cristina said...

Yo diría que se crearon las condiciones básicas para que sucediera lo mejor, pero faltó la mística. Es muy peligroso basarse en el éxito anterior (por ejemplo la feria con Chile), dejando por sentado que ya tenemos la receta del éxito. Creo que a los escritores nos faltó apropiarnos del sitio, hacer llave entre nosotros y con las otras partes, pudimos habernos tomado el local del INAC por ejemplo (u otro) y generar situaciones hermosas. También pudimos hacer un espacio afuera del ATLAPA si es que queríamos decir "algo", pero al final no teníamos plan, nos cogieron de sorpresa con toda esta globalización despersonalizada, permitimos que los colegas extranjeros fueran alejados de nosotros por unas señoras que quién sabe si les dieron un pantallazo de la realidad panameña o si les dieron más de la medicina "Panamá-light". En fin, yo diría que la feria se fue por el lado que dice José Luis, pero también porque seguimos con la maldición de Malinche. ¿por qué no tenemos una postura en común para el próximo evento masivo? o mejor... una postura, un manifiesto, algo...

 
At 1:21 p. m., Blogger Lili said...

Totalmente de acuerdo, Lucy y Carlos. Los escritores visitantes fueron acaparados por más de cuatro señoras olorosas a FAINALNÉT y las "personalidades" políticas. Una pena.

 

Publicar un comentario

<< Home